Blog de Anestesiólogos Mexicanos en Internet, AC.
Blog de Anestesiólogos Mexicanos en Internet AC y Congreso Virtual Mexicano de Anestesiología. Editor: Luis Federico Higgins Guerra, anestesiólogo, Ciudad de México.
   
Buscador
Blog   Web
Tópicos
» Alergologia (3)
» Algologia (7)
» Anecdotario (3)
» Aranceles (1)
» Aspectos Legales (5)
» Buen Humor (4)
» Cardiovascular (2)
» Complicaciones (13)
» Consejos (14)
» Corta Estancia (1)
» Diccionario (47)
» Estetica-Reconstructiva (2)
» Farmacologia (20)
» General (8)
» Geriatria (1)
» Historia (10)
» Imagenologia (1)
» Internet (12)
» Laparoscopia (1)
» Neurocirugia (0)
» Normas-Leyes (15)
» Obstetricia (6)
» Oncologia (1)
» Pediatria (21)
» Politraumatizado (1)
» Preanestesia (2)
» Reanimacion Cardiopulmonar (5)
» Regional (10)
» Sociales (1)
» Via Aerea (15)
» Videos (13)
» Viva voce (10)
Secciones
» Inicio
Nube de tags  [?]
Calendario
Ver mes anterior Diciembre 2016 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Más leídos
» Anestesia general en operación cesárea e intubación de secuencia rápida
» Bloqueo del Plexo Braquial por la Vía Supraclavicular. Método de las Coordenadas o de Ricardo Conde
» Bradicardia del atleta y anestesia regional
» Errores en la administración de medicamentos. PowerPoint en PDF. Dr. Pedro Méndez Carrillo
» Laringoespasmo
» Manual de Fármacos en Anestesiología
» NO a las Anestesias Simultáneas. Dr. Carlos Mayaudón
» Norma Oficial Mexicana del Expediente Clínico
» Publicidad de la película Awake
» Reflejo de Bezold-Jarisch. ¿Reflejo protector o dañino?
Enlaces
» Directorio de anestesiólogos mexicanos
» Consejo Mexicano de Anestesiología
» Federación Mexicana de Anestesiología, A.C.
» Congreso Virtual Mexicano de Anestesiología
» Anestesiología Mexicana en Internet
» Twitter del Dr. Luis Higgins
» Facebook del Dr. Luis Higgins
En imagen

Mi primer equipo de anestesia

Mi primer equipo de anestesia
Al margen
¡Bienvenido al Blog de Anestesiología Mexicana en Internet!
Anestesiología Mexicana en Internet (AMI) inició en marzo de 1997. Página electrónica oficial de Anestesiólogos Mexicanos en Internet, A.C. Asociación organizadora del Congreso Virtual Mexicano de Anestesiología (www.congresodeanestesiologia.com)
Sobre mí
FOTO

Luis Federico Higgins Guerra

Universidad Nacional Autónoma de México. Anestesiología en Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía 'Dr. Manuel Velasco Suárez. Subespecialidad en Neuroanestesiología (INNN). Autor del libro 'Anestesia Obstétrica' (2008, 2a edición, El Manual Moderno).

» Ver perfil

15 de Junio, 2011 ·  Obstetricia

¿Es conveniente la presencia de un familiar del paciente en quirófano?


[Dr. Ernesto Maldonado Carreño. Celaya, Guanajuato, México] Por razones no bien entendidas, algunos ginecoobstetras permiten que el esposo de la paciente (o algún otro familiar) ingrese al quirófano durante la operación cesárea. Frecuentemente, además de las fotografías obligadas, algunos de ellos (¡pesimo gusto!) videofilman la cirugía. Como todos sabemos, existen momentos durante los cuales, e incluso en las manos más expertas, la paciente manifiesta molestias o cambios hemodinámicos de importancia. ¿Se imaginan las implicaciones médico-legales de este absurdo?
Palabras claves ,
publicado por higgins a las 00:37  ·  34 Comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema  ·  Participar
Comentarios (34)  ·  Enviar comentario
[Dr. Alejandro José Salazar Merchán. Caracas, Venezuela] Los actos médicos no deben ser presenciados por personas ajenas al equipo de salud, es decir, solo los profesionales vinculados al procedimiento que se practica pueden presenciar el mismo; esto exceptúa de esta norma, la presencia de terceros con fines exclusivamente docentes. En el caso de una parturienta, en un principio se permitió que el esposo de la mujer durante el parto asistiera al mismo para brindar apoyo a su pareja, pero este acto de solidaridad de la pareja que espera un hijo, se ha desvirtuado a tal punto que se permite la entrada de equipos de filmación y sonido al área quirúrgica. De esta manera un acto donde debe prevalecer la unidad de la pareja que espera ver nacer el fruto de su amor, se convierte en una oportunidad para tomar fotos o grabar videos que pueden violar la intimidad del acto médico, al exponerlo a la vista de terceros que desconocen las características de la actividad médica, y especialmente de ese acto (parto o cesárea), permitiendo así que personas ignorantes sobre medicina, juzguen lo que allí ocurre, tan solo por lo que puedan apreciar en un video. Es por estas razones que debe considerarse seriamente el permitir o no, la entrada de terceros a presenciar la cesárea o el parto. El anestesiólogo, como parte del equipo médico que atenderá a una paciente durante el parto, debe exponer y hacer valer su criterio en estos casos.
publicado por Dr. Alejandro José Salazar Merchán, el 15.06.2011 00:54
[Dr. Luis Federico Higgins Guerra. Anestesiólogo. Ciudad de México] Un familiar NO debe estar en quirófano. ¡No! Definitivamente ni el marido o algún otro familiar, deben estar presentes durante la cesárea o algún otro acto quirúrgico:
a) El familiar no sabe conducirse dentro de un quirófano. Se corre el riesgo de que contamine el material estéril, campos, etc.
b) No he sido el único que, además de estar cuidando a la paciente bajo cesárea, también tiene que reanimar al marido por sufrir mareos, lipotimia, etc.
c) Definitivamente los familiares en quirófano o sala de expulsión estorban la libre circulación y los movimientos del personal en quirófano.
d) Muchas ocasiones el esposo, en lugar de tranquilizar a su esposa, lo único que provoca es inquietarla todavía más.
e) Siempre es impactante, y en muchas ocasiones mal juzgado e interpretado para el familiar, los actos que se llevan a cabo en un área quirúrgica.
f) Tanto cirujano como anestesiólogo siempre se verán presionados (aunque se diga lo contrario) por la mirada interrogante, asustada o desconfiada del familiar presente; promoviendo, de manera incomoda y no natural, eventos indeseables en el tratamiento médico-quirúrgico.
g) El quirófano y los actos quirúrgico-anestésicos son eventos muy serios, de muchísima importancia y responsabilidad, que merecen toda la concentración por parte del médico, por lo que es contrario a toda regla médica, tornarlo un espectáculo para personas ajenas, ignorantes, molestas, y en algunos momentos, hasta peligrosos para el buen desarrollo del acto quirúrgico y anestésico.
publicado por Dr. Luis Federico Higgins Guerra, el 15.06.2011 01:02
[Dr. Enrique Mancha Castañeda. Monterrey, Nuevo León, México] Estoy de acuerdo con el Dr. Ernesto Maldonado. En las instituciones privadas, en la Ciudad de Monterrey, es costumbre que el esposo de la paciente obstétrica esté presente durante el nacimiento de su hijo. En sí, yo creo que no es necesaria la presencia del esposo, pero se ha forzado esta situación gracias a algunos cursos de psicoprofilaxis que, desde mi punto de vista, son útiles hasta cierto punto y a la vez perjudiciales por brindar información errónea de parte del orientador. Por otro lado la presión que se le ejerce al ginecoobstetra durante la consulta prenatal para incluir la presencia durante el parto. Por estas razones se ha creado un reglamento en una sola página para permitir o limitar el acceso de los familiares a las salas de expulsión o de cirugía, observándose que los familiares lo han aceptado de muy buena forma.
publicado por Dr. Enrique Mancha Castañeda, el 15.06.2011 01:06
[Dr. Enrique Mancha Castañeda. Monterrey, Nuevo León, México] Sin duda alguna que la presencia del padre en el momento del nacimiento es de gran importancia. Se discute mucho este tema, pero llama mucho la atención que se promueva mucho esto en la medicina privada y no en la institucional. Mis colegas que tienen su base de trabajo en hospitales públicos, expresan que es sumamente raro este tipo de presencia asistencia en el parto, mucho menos en la cesárea; es decir, ¿no es lo mismo a nivel privado que a nivel publico institucional un nacimiento? Definitivamente NO.
publicado por Dr. Enrique Mancha Castañeda, el 15.06.2011 01:08
[Michael Mckee MD. Nueva York, Estados Unidos] Me sorprende que no se le da importancia a la experiencia del núcleo familiar en el nacimiento de su hijo. Yo estoy en la práctica privada en Estados Unidos y es un estándar en la práctica que se motive al esposo a participar en el nacimiento de su hijo (en cesáreas con anestesia regional), teniendo en cuenta que su papel ahí es de confortar a la madre e iniciar su experiencia como padre responsable y no como fotógrafo o camarógrafo, limitando la fotografía a unas cuantas tomas del bebe. Como anestesiólogos debemos tener esto en cuenta. Además en nuestra práctica médica no tenemos nada que esconder.
publicado por Michael Mckee MD, el 15.06.2011 01:11
[Dr. Luis Roberto Lazo. Cozumel, Quintana Roo, México] Importante es la participación del padre, tanto en el parto vaginal como en la operación cesárea. Esta participación debe estar perfectamente guiada, no solo en el momento del procedimiento, sino que debe formar parte de la instrucción que reciben los padres en la preparación durante el transcurso del embarazo. Estoy de acuerdo en que no debe ser comercializado ni teatralizado el momento, pero como profesionales de la salud, debemos tener la autoridad suficiente para decidir en qué momento limitar o evitar la participación, si el caso lo requiere. Aun en nuestro país no se ha generalizado la participación de los padres en el nacimiento y apoyo en el trabajo de parto, pero gradualmente esta práctica se generalizará, por lo que debemos ir adquiriendo nuestra propia experiencia y promover esta participación.
publicado por Dr. Luis Roberto Lazo, el 15.06.2011 01:15
[Dr. Jorge Barzallo Escoto. Hosp. Monte Sinaí, Cuenca, Ecuador]. Definitivamente no debe ser permitido al esposo o a familiares no médicos estar presentes en un acto tan importante y tan serio como es una cesárea. El Servicio de Anestesiología de nuestro hospital únicamente permite la presencia del esposo a la sala de partos. La intimidad de la pareja siempre debe ser respetada y por ningún motivo debe convertirse un acto operatorio en un espectáculo con filmaciones o toma de fotografías. Este recurso únicamente debe utilizarse con autorización de la paciente y con fines científicos o docentes estrictamente para uso médico.
publicado por Dr. Jorge Barzallo Escoto, el 15.06.2011 20:26
[Dr. Abel Ulloa Saavedra. Hosp. Nacional San Juan de Dios, San Miguel, El Salvador]. Definitivamente los médicos tienen opiniones diferentes. Tuve la oportunidad de estar en una cesárea, y ayude tanto a mi esposa que estoy seguro que para ella no fue tan traumático como el haber estado sola, y realmente ese fue mi objetivo. Se trataba de mi hija la que estaba por nacer y mi esposa en manos de médicos. ¿Por qué no piensan en dar orientación al padre antes de iniciar una operación de este tipo? ¿O es que realmente dudan de su capacidad profesional? ¿Sera problema cultural? Estoy totalmente de acuerdo con el comentario vertido por Michael Mckee, de Nueva York, Estados Unidos.
publicado por Dr. Abel Ulloa Saavedra, el 15.06.2011 20:30
[Dr. Luis Martain. Hosp. Centro Médico '20 de Noviembre' ISSSTE, Ciudad de México]. Actualmente es común la visita del padre en el quirófano; y estoy de acuerdo con los compañeros en cuanto a la paternidad, que no tenemos nada que esconder, etc. Definitivamente esto no depende de uno, ya que los familiares o el mismo obstetra es el que hace la invitación. Lo que solicité a la gente con quienes trabajo, es que el familiar no entra hasta estar la paciente bloqueada, y así se hace; se queda platicando con el pediatra, se le indica donde colocarse, no tocar y si se marea, que se siente en el suelo sin dar problemas.
publicado por Dr. Luis Martain, el 15.06.2011 20:33
[Dr. Luis Hector Soto Toussaint. Hosp. Bernardette, Guadalajara, Jalisco, México]. Un definitivo ¡NO! Ningún miembro de la familia debe estar presente en una sala de partos y mucho menos en un quirófano para una cesárea. Estoy de acuerdo en que es un momento muy importante y emotivo (tengo 6 hijos), pero aun como profesional de la medicina, son momentos de tensión y de participación emocional de parte de los padres, que aun nosotros como anestesiólogos no escapamos de pasar, siendo nuestra esposa la que está en la mesa quirúrgica. Mi mayor gusto en anestesiología es la obstétrica, razón por la que prácticamente me dedico de lleno a esto en el Hospital Bernardette, del cual soy el jefe del servicio de Anestesiología. Hemos tenido graves problemas con padres que al entrar NO les parece que su esposa diga que siente (cuando empaquetan el útero, p. ej.) o qué siente, cuando está en 3er plano, y justo en ese momento, se inicia una discusión, "obligando" al equipo médico a realizar procedimientos que, de otra forma, no se hubieran hecho. Tiene profundas implicaciones legales. Es absurdo y quita tiempo. ¡Nunca se me ha ocurrido ingresar a la oficina de mi contadora, para asistir a mi declaración de impuestos!, así como tampoco estoy presente en la reparación de mi automóvil; ¿ o cuando viajan por avión son de los que tienen que estar en la cabina para estar seguros que no se vayan a traumatizar a sus familiares?
publicado por Dr. Luis Hector Soto Toussaint, el 15.06.2011 20:39
[Dr. Ricardo Soltero. Hosp. Español, Ciudad Juárez, Chihuahua, México] Dr. Hector Soto, estoy de acuerdo en que ningún miembro ajeno al equipo quirúrgico y anestésico esté presente en una cesárea. En lo que no concuerdo es con la manera como Ud. contesta a la pregunta. En primer lugar la contadora NO es SU contadora. Eso me recuerda a algunos cirujanos que nos presentan ante los familiares de algún paciente como "él es MI anestesiólogo", y por esa razón no me gusta esa manera de expresarse. Por otro lado tampoco me gusta eso de que "soy jefe del departamento de anestesiología". Eso implica que el hospital es probablemente privado y que Ud. dicta las normas a seguir a otros. Pobres anestesiólogos que de no seguir sus cánones, se los lleva la anestesia. Creo que el anestesiólogo de por sí ya tiene muchos problemas con otras especialidades, por lo que no debe ser sometido por otro de su misma especialidad.
publicado por Dr. Ricardo Soltero, el 15.06.2011 20:44
[Dr. Jorge Alonso Navarro. Hosp. Gral. Reg. De Sahuayo, Michoacán, México] Pregunta importante realizada por el Dr. Ernesto Maldonado. Definitivamente NO debe estar ningún familiar dentro de nuestro entorno quirúrgico por varias razones: la primera, que no existe educación médica (familiares) y se podría pensar que lo que es cotidiano en nuestra práctica, como la hipotensión arterial, náusea, vómito o simplemente las molestias que ocasiona la manipulación, puede desencadenar un problema médico-legal por desconocimiento del familiar y aun explicándoles que esas situaciones pueden ocurrir, lo cual pueden distorsionar "yo fui testigo". Segundo: no están preparados para la implicación emocional del acto quirúrgico. Varias veces, como dice acertadamente el Dr. Higgins, descuidamos a nuestra paciente por atender a esa persona que sufrió un desmayo; y, tercero: siempre existe un ambiente más tenso dentro de nuestra área, por las miradas interrogantes y a veces de angustia del esposo. Por lo tanto, coincido plenamente con el Dr. Higgins en su respuesta. ¡NO!
publicado por Dr. Jorge Alonso Navarro, el 15.06.2011 20:48
[Dr. Ernesto Maldonado Carreño. Hosp. Centro Médico Quirúrgico, Celaya, Guanajuato, México]. 1. Casi existe consenso entre los anestesiólogos que han contestado, que NO debe estar presente un familiar.
2. Como esta conducta es una "moda", la respuesta entre los obstetras que laboran con nosotros ha obligado a un cambio de actitud: a) Limitaron la presencia a un solo familiar (antes parecía romería); b) asignaron a una enfermera para atender al familiar en el "tour" quirúrgico; y, c) El familiar asiste exclusivamente en el momento de la extracción del producto.
publicado por Dr. Ernesto Maldonado Carreño, el 15.06.2011 20:52
[Dr. José Eduardo Flores Romero. Hosp. Gral. de Zona No. 11 IMSS, Nuevo Laredo, Tamaulipas, México]. NO ESTOY DE ACUERDO que el familiar esté presente durante el procedimiento anestésico-quirúrgico. Desgraciadamente el ginecoobstetra se puede decir que no nos toma en cuenta, no se nos pide una opinión, no se discute las ventajas y desventajas de la presencia del familiar. Quizá ellos lo empezaron por quedar bien con su paciente y por no perder el cliente. Estoy seguro de que no lo hacen sustentado en alguna base científica. A muchos les gusta protagonizar, que los vean operar. Se debe de tener en cuenta que en cualquier momento se puede presentar alguna complicación, aun en las mejores manos, tanto quirúrgicas como anestésicas, y las anestésicas son verdaderas urgencias, que con un familiar enfrente, a quien sea le aumenta demasiado el estrés y es contraproducente para el mismo paciente.
publicado por Dr. José Eduardo Flores Romero, el 15.06.2011 20:56
[Dr. Sergio Téllez Hoyos. Hosp. Angeles, Querétaro, Querétaro, México]. Antes de pensar en la ventaja que representa para la embarazada que el esposo esté presente en su cesárea, me pregunto qué ventaja tiene para el equipo quirúrgico que aquél esté presente. El esposo es una persona ajena, extraña, potencialmente contaminante, estorbosa, incómoda e incomoda, cuestiona a veces con desconfianza, se asombra o se asusta por lo que ve, se marea o se desmaya, y hasta puede malinterpretar cualquiera de nuestros actos por demás habituales o rutinarios. Mi opinión es que nadie ajeno al equipo quirúrgico debe estar en una cesárea. Los anestesiólogos no tenemos nada que esconder, pero tampoco tenemos que mostrar lo que hacemos en un área RESERVADA. Con los equipos de ginecoobstetricia con quienes comparto mi trabajo, hemos acordado que el esposo ingrese a la sala hasta el momento de iniciar la incisión quirúrgica, se le asigne un lugar fijo y salga de este al momento del nacimiento junto con el recién nacido y el pediatra a la sala de reanimación. Les sugiero: platiquen con el ginecoobstetra, y expongan sus puntos de vista, es lo mejor para todos.
publicado por Dr. Sergio Téllez Hoyos, el 15.06.2011 20:59
[Dr. David Reynoso Simroth. Ginecoobstetra. Hosp. Guadalupano, Celaya, Ganajuato, México]. Como ginecoobstetra es importante crear cierto tipo de vínculo emocional que haga que la confianza que brindamos a la pareja de futuros padres sea absoluta hacia la atención MEDICA PROFESIONAL que se le va a brindar al binomio. Logrando este objetivo llevaremos una atención obstétrica más satisfactoria. De este tipo de vínculo parten situaciones emotivas que casi siempre terminan en la solicitud de los padres de asistir al evento obstétrico. En mi punto de vista, el obstetra es responsable de que esta participación no termine en espectáculo, que se le dé la seriedad que el caso amerita y también es responsabilidad nuestra educar al esposo para que observe las reglas de quirófano ya mencionadas y no dé molestias a otros miembros del personal en su atención en el caso de que este se sienta mal. Generalmente acepto, en común acuerdo con el anestesiólogo, la participación del esposo y nunca en 18 años de ejercicio profesional he tenido un incidente de los aquí mencionados; por el contrario, los esposos aparte de mostrar agradecimiento por haberle permitido asistir con su esposa en dicho momento tan importante para ambos reflejan satisfacción y orgullo, que según ellos dicen, nunca olvidaran.
publicado por Dr. David Reynoso Simroth, el 15.06.2011 21:05
[Dr. Adalberto Esparza. Clínica No. 22 IMSS, México]. Dr. David Reynoso: Dudo de la veracidad de lo que Ud. expone en su respuesta. Si en 18 años de permitir el paso del familiar no ha tenido una contingencia durante la atención obstétrica (llámese parto o cesárea), es usted fuera de serie entonces. ¡Lo felicito! Me gustaría conocer la opinión de algún colega de su hospital.
publicado por Dr. Adalberto Esparza, el 15.06.2011 21:08
[Dr. Héctor Ruger. Hospital Narciso López, Buenos Aires, Argentina]. Tal vez no tengan en cuenta mi corta experiencia en la Medicina. Me falta 1 año y medio para recibirme de médico y estoy apasionado por la anestesia, reanimación y tratamiento del dolor. Hago guardias como practicante desde hace 4 años, y cursos y congresos sobre la especialidad. Creo, sin lugar a dudas, que las áreas cerradas dentro de la Medicina no sirven ya que es el momento donde más el paciente necesita el apoyo y contenido de su familiar. No estoy de acuerdo con la filmación ni fotografías dentro del área quirúrgica, pero sí de la presencia del padre dentro del quirófano. Es compartir el acto de valentía más grande de una mujer; ya que si fuera por nosotros la humanidad se hubiese extinguido hace años, ya que somos el sexo débil. Así pasa no solo con unidades ginecoobstétricas, también con UTI o UCO, ya que en la situación crítica le sacamos aún más el apoyo de su ser querido. Es realmente una antítesis con la medicina del 2000 que tiende a la medicina de familia y toma al paciente como un ente biopsicosocial, por lo que, cuando estoy de guardia, por suerte con mi médico tutor liberamos de trabas burocráticas todas las áreas y nunca tuvimos ni sepsis ni otro problema que se le asemeje. "La medicina no tiene nada que ocultar, a no ser que el médico se crea colega de Dios", como se da muy a menudo.
publicado por Dr. Héctor Ruger, el 15.06.2011 21:13
[Dr. Efraín Peralta Zamora. Hosp. Reg. No. 46 IMSS, Guadalajara, Jalisco, México]. Estoy de acuerdo con la mayoría de las opiniones. No debe incluirse a familiares ignorantes del procedimiento y normas de un quirófano en un acto quirúrgico que involucra tantas posibilidades de incidentes y accidentes. Más aún, no se permita que el ginecólogo decida por sí solo incluir al esposo sin consultar al anestesiólogo, aun si el esposo es su conocido, familiar o miembro del equipo de salud. Un acto humano y por tanto falible, puede malinterpretarse por áreas que, aunque médicas, desconocen nuestros procedimientos. En casos que conozco, la presencia del esposo ha servido para realizar demandas muy completas y documentadas en contra del personal (hasta de la enfermera que llevó a la sala el frasco de anestésico local).
publicado por Dr. Efraín Peralta Zamora, el 15.06.2011 21:21
[Dra. María Victoria Soto. Santiago, El Salvador]. Desde el año 1998, aproximadamente, se permite la entrada a la sala de partos de los papás como parte del programa de la mujer del Ministerio de Salud de Chile. Motivado por este punto y ante la negativa de algunas matronas y médicos del servicio y otros servicios de obstetricia cercanos, me dedique a investigar cuáles son los beneficios de permitir la entrada del responsable directo de este maravilloso suceso. Es así que encontré un programa en USA de Dullas, que son mujeres que acompañan a las parturientas durante el trabajo de parto manifestándoles la cercanía de ellas en cuanto experiencia y afecto. Además realicé una investigación en la que comparé los tiempos del trabajo de parto en un grupo de multíparas acompañadas versus las no acompañadas por algún familiar, y para mi sorpresa la diferencia de tiempos fue estadísticamente muy significativa a favor de la entrada del padre. ¿Quién siendo niño o adulto no sintió la necesidad de estar con la persona más querida en un momento estresante, y que alguien te tome la mano y te ayude? ¿Por qué no plantear la entrada del padre al parto como un proceso normal y que, por lo demás según muchos estudios realizados muestran que con este gesto se disminuye en un alto porcentaje el nivel del maltrato infantil? ¿Por qué limitar el acto médico a lo que nos parece egoísta más conveniente para no tener que reanimar a un padre desvanecido? En mi estudio solo el 1% de los padres manifestó alguna sensación de malestar durante el parto, y de ellos solo el 5% presentó pérdida de la conciencia temporal.
publicado por Dra. María Victoria Soto, el 15.06.2011 21:29
[Vivian Weissmann. Ciudad de México]. Estimada Ma. Victoria Soto. Me da gusto que usted mencione la existencia de las Doulas. Yo llevo 30 años preparando parejas para parto psicoprofiláctico y he asistido como Doula (apoyo profesional en el parto) a más de 4000 parejas. Aunque ellos están preparados para no tener anestesia en el parto, cuando es necesario intervenir a la mamá quirúrgicamente, ellos saben cuáles son las indicaciones, y el marido está preparado para acompañar y apoyar a su esposa en el nacimiento de ese hijo, que es de ambos. Los esposos que están preparados, saben cómo comportarse en una sala de expulsión y también en un quirófano, así que no es necesario dejar al padre afuera y privarlo de ver y de compartir con su esposa ese evento que es tan importante para ambos. Gracias por mencionar nuestra profesión y por darme la oportunidad de expresarme.
publicado por Vivian Weissmann, el 15.06.2011 21:32
[Dr. Lincoln de la Parte Pérez. Chile]. Bueno, a mí tampoco me gusta. No me gusta trabajar con familiares al lado mío, con amigos ni con médicos familiares del paciente. Esto añade un poco de tensión al procedimiento, pero es algo que está así establecido. Cuando está próximo a salir el niño se pasa al esposo y lo ve nacer, después sale para neonatología. Los familiares con "conocimiento" de medicina, enfermeras o médicos son aún peores. Se desubican en ocasiones, opinan y quieren participar. No creo que nadie trabaje relajado con unos ojos encima, cuestionándolo todo.
publicado por Dr. Lincoln de la Parte Pérez, el 15.06.2011 21:36
[Dr. Pedro Segismundo Klinger Arnheim. Ibiza, España]. Más allá de que nos guste o no, en muchos países (Argentina, en Buenos Aires) la parturienta tiene derecho a estar acompañada por una persona de su confianza durante el parto. Hay que tomar buenos recaudos al respecto y, como siempre es muy importante la entrevista previa, cosa que es impracticable en muchos medios. Hay precedentes de por lo menos 2 accidentes graves, incluso uno con desenlace fatal, acaecidos a los padres durante la aplicación de la anestesia epidural a la parturienta. Han sido desmayos con traumatismos de cráneo. Si el padre acepta las condiciones en las que se hará el procedimiento en su presencia, creo que no debe impedírsele. Desde ya que lo único que está en cuestión es la aplicación de la epidural, ya que luego obviamente que es bueno que este. En cambio en el ambiente quirúrgico soy un tanto más restrictivo. Nadie, ni siquiera un médico, acompaña a la paciente. Es un acto de suma concentración que requiere toma de decisión rápida en situaciones complejas. No se puede encima estar explicando las cosas y mucho menos ser interferido en la realización de los procedimientos.
publicado por Dr. Pedro Segismundo Klinger Arnheim, el 15.06.2011 21:39
[Dr. Octavio Solano. México]. Estoy totalmente de acuerdo. No debe el familiar estar en quirófano. ¿Qué pasaría cuando ese útero no se contraiga y tenga que proceder una histerectomía de urgencia? Ya me puedo imaginar el cuadro. Definitivamente NO debe estar presente persona alguna que no sea necesaria en un acto quirúrgico. En los últimos años los norteamericanos han publicitado en televisión la famosa transformación de modificar un quirófano con una sala de estar, en donde aparecen familiares y "matrona" llegando corriendo el medico a "cachar" al niño y de inmediato pasarlo a la madre a pesar de estar con una pésima calificación APGAR. Todo un teatro, sólo con la finalidad de obtener más dinero.
publicado por Dr. Octavio Solano, el 15.06.2011 21:42
[Dr. Dagoberto Lorenzana. México]. En el hospital donde trabajo se le explica al padre las condiciones. Si acepta, ingresa. Yo lo siento junto a la pared y una vez que nace el bebé, se va con el pediatra. Ahora bien, de todos modos el obstetra ha sido el galeno con el mayor contacto con los futuros padres y probablemente él les haya prometido su presencia en quirófano, así que no creo que nosotros seamos los llamados a decir que se retire el padre. Como profesionales hasta esa presión nos toca llevar. Me parece que hay que ponernos de acuerdo con el colega si conviene o no la presencia de un familiar.
publicado por Dr. Dagoberto Lorenzana, el 15.06.2011 21:47
[Dr. Lincoln de la Partee Pérez. Chile]. A eso me refiero. Nosotros recibimos, monitorizamos y damos inicio a la anestesia; comienza la cesárea y cerca del nacimiento pasa el familiar. Se traslada para neonatología el RN y sale el familiar. Ahora suceden estas cosas de desmayos, etc., y parte del equipo tiene que dedicar tiempo y energías a levantar, reanimar y dar apoyo a un padre feliz pero con crisis vagal. Si no lo capturas en el descenso sufre trauma severo. Requiere de coordinación y estar alertas. Ahora creo que también es importante como tercer punto:
1. El paciente.
2. Las condiciones para lograr el objetivo.
3. Las preferencias personales.
Las preferencias personales del anestesiólogo. Si te gusta o no. Con qué método te sientes más o menos cómodo. A fin de cuentas la responsabilidad no es del familiar, es tuya. De eso se trata un poco esta lista. De emitir criterios, opiniones, de intercambiar gustos y experiencias.
publicado por Lincoln de la Parte Pérez, el 15.06.2011 21:49
[Dr. Germán Seckel von Unger. Los Angeles, Chile]. En caso de parto o cesárea, incluso a veces ayudo a tomar las fotos... me estoy especializando en eso. Eso sí, siempre bien vigilados por si se sienten mal. Algo que he ido notando es que cada vez se desmayan menos y vienen más preparados. Debe ser por ver tanto programa en la TV donde salen escenas bastante más crudas. Como que vienen ya preparados para ver sangre. Distinto a lo que hago en cualquier otra cirugía. Familiares, madres o padres, afuera, para poder trabajar tranquilo. En la cesárea hago la excepción, dado que socialmente no es considerada enfermedad, sino motivo de celebración y alegría, y el padre tiene derecho a ello. En el resto, que dejen trabajar tranquilos.
publicado por Dr. Germán Seckel von Unger, el 15.06.2011 21:52
[Dr. Pedro Segismundo Klinger Arnheim. Ibza, España]. Una salvedad, tú haz lo que quieras: el padre NO tiene derecho a ingresar al quirófano, ni puede exigirlo. Tú puedes considerar adecuada su presencia, pero no porque sea ese un derecho que le reconozca la ley. Otra salvedad. Ha habido un juicio por lesiones sufridas en un desmayo por el padre, el cual fue fallado en favor del demandante, por cuanto él fue instado a ayudar al posicionamiento de su mujer para que se le aplique la epidural. Se consideró en los fundamentos de la sentencia que de ese modo se lo incorporaba al equipo que estaba asistiendo a la paciente, tarea para la cual él no estaba preparado. ¡Ojo! Acompañar a la esposa es un hecho pasivo; ayudar a mantener en la posición puede ser interpretado por el juez como participar del procedimiento, todo dependerá de la habilidad de los abogados. Los peritos que puedan tocarte y el criterio de su señoría.
publicado por Dr. Pedro Segismundo Klinger Arnheim, el 15.06.2011 21:55
[Dr. Froylán González. México]. ¿Y al estar "vigilando" al padre no implica que distraigamos nuestra atención que debe darse en un 100% a la madre y al producto? O peor aún, que un miembro del equipo médico abandone por completo sus funciones por estar vigilando al padre (que no se desmaye, que no meta la mano, etc., etc.) quien con su sola presencia contribuye a aumentar los riesgos tanto para su paciente como para el equipo médico.
publicado por Dr. Froylán González, el 15.06.2011 21:57
[Dr. Luis del Castillo Mercado. México]. Quienes vivimos y trabajamos en la frontera México-Estados Unidos, en muchas ocasiones nos vemos en la necesidad de hacernos entender y explicar el procedimiento al paciente, a través de un intérprete; sin embargo, vivimos en una ciudad en donde hay toda una comunidad China y ahí sí no entiendo ni me hago entender y tengo que pasar al quirófano a algún interprete. Igual me ha sucedido con una paciente sorda y ciega, esto lo veo como una ventaja y como desventaja, veo al familiar insistente en entrar al quirófano, no nada más para "apoyar" sino -creo- con morbo; es el ejemplo de un familiar que quiere entrar a mirar un legrado uterino, por si "ve" si era niña o niño el feto. Cuando daba anestesia para cesáreas electivas, a veces se permitía el acceso al marido y se le explicaba todo el procedimiento y se le permitía pasar una vez que estuviera bloqueada y cubierta y a punto de comenzar la cirugía, lo sentaba y le explicaba que si se sentía mareado, inmediatamente se fuera al piso, comentando en forma chusca que los golpes por arriba del piso duelen más, cosa que ya había visto en varias ocasiones.
publicado por Dr. Luis del Castillo Mercado, el 15.06.2011 22:01
[Dr. Luis del Castillo Mercado. México]. En México es muy frecuente en la cirugía privada. Me ha sucedido que el padre desea entrar desde que inicio el BPD, y en una ocasión estaba aplicando la anestesia cuando volteo a ver al padre y éste se estaba desmayando, por lo que procedí a indicarle que se sentara y a indicarle a la enfermera que le proporcionara una torunda de alcohol. Otra ocasión, al iniciar la cirugía y al ver la herida, se puso a decirle a la paciente: que fea herida y que si no le dolía; la paciente contestó que no, pero comenzó a llorar. En fin, es la mercadotecnia.
publicado por Dr. Luis del Castillo Mercado, el 15.06.2011 22:08
[Dr. Germán Seckel von Unger. Los Angeles, Chile]. Simples medidas para evitar problemas:
1. Padre/acompañante siempre sentado y siempre adelante de la paciente durante el bloqueo peridural.
2. Idem siempre sentado al lado de la cabeza de la madre sin mirar el campo quirúrgico. No viene a ver la cirugía sino a acompañar a la madre y a ver al recién nacido. Eso hay que dejárselos muy claro.
3. Todo se le explica a la paciente y al acompañante: los pasos, los apretones, las sensaciones, etc.
4. Constantemente preguntar a la madre y al padre cómo se siente.
5. Apenas haya alguna complicación, el acompañante es "invitado" a salir tranquilamente y sin gritos ni apresuramientos.
Con esas medidas yo no he tenido ninguna complicación con los acompañantes en 5 años.
publicado por Dr. Germán Seckel von Unger, el 15.06.2011 22:10
[Dr. Pedro Segismundo Klinger Arnheim. Ibiza, España]. De un lado están los derechos de la madre a ser acompañada durante el nacimiento, cosa que está siendo reconocido en casi todos los países, pero del otro está el derecho de los médicos a restringir el movimiento y la presencia de ajenos al acto quirúrgico (o sea que es distinta la situación en parto que en cesárea). Existe jurisprudencia de sentencias por muerte (sic) del padre durante la asistencia al parto. Se trató de un desmayo con un traumatismo craneano grave que terminó así. La sentencia contra el anestesiólogo (!!!) fue fundamentada en que al pedirle que ayudara a sostener a la madre en la posición adecuada (seguramente hecho con la mejor intención por el pobre colega) se le estaba instando a participar del procedimiento en grado de colaborador, para lo cual no estaba preparado, lo que causó el desmayo (!!!) y sus consecuencias. De modo que las advertencias que aquí nos da el amigo German Seckel son sabias y prudentes.
publicado por Dr. Pedro Segismundo Klinger Arnheim, el 15.06.2011 22:13
Queridos doctores,

Como persona, mujer y paciente de una cesárea en la que estuve sin acompañante, aunque el quirófano era un transitar de gente con sus charlas típicas de bar. Reclamo un trato digno a la mujer y que los padres o un acompañante son imprescindibles en ese momento tan crucial. El acompañante puede situarse sin molestar ni ver la operación directamente, no es tan difícil. Yo ví que podía haber estado mi marido sin problemas y no hubiera sido tan traumático para mí. Pido un poco de respeto. Si se sienten 'vigilados' imagínense la situación de la paciente, rodeada de extraños que hablan e intervienen en su cuerpo donde está su hijo/a. Un poco de empatía y casos extremos siempre los hay. Igual que hay mujeres que fallecen en el proceso o quedan estériles tras el mismo.
En mi caso, ni siquiera avisaron al padre para ver a su hija tras la intervención y estuvo más de una hora separada de mi.
Espero tengan en consideración la situación de la mujer y no sólo la suya.
publicado por Inma Cases, el 13.03.2013 07:56
Enviar comentario

Nombre:

img

E-Mail (no será publicado):

img

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
img

Escriba el código que visualiza en la imagen

Escriba el código de la imagen:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>

DISEÑO: FULLServices | FULLBlog